lunes, 1 de julio de 2013

ARTICULO.- LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA: VALORES, REFLEXIONES Y CONSIDERACIONES

LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA: VALORES, REFLEXIONES Y CONSIDERACIONES
EDUCATIONAL RESEARCH: VALUES, REFLECTIONS AND CONSIDERATIONS

Ing. Ana Cecilia Martínez      Ing. Christian Meier Minguet

RESUMEN
La investigación educativa posee valores que deben ser exaltados e incentivados por los docentes. Los alumnos han de ser guiados a través del camino de los valores para obtener los ciudadanos que la nación necesita. Los docentes en el desempeño del hecho educativo deben reflexionar profundamente sobre sus actos, pues estos pueden tener repercusiones positivas o negativas de acuerdo a su proceder. A la investigación educativa se le hacen consideraciones ya que en el desempeño del docente; los participantes y el hecho educativo, se involucran valores que deben ser respetados.  Los docentes, como formadores, deben estar conscientes del rol que juegan en el desempeño de su labor.  Las consideraciones que se hacen, se deben a que en el desarrollo de una investigación hay tentaciones que se deben evitar. Existen varias clasificaciones para el plagio como: Usurpación del conocimiento; autoplagio y falseamiento de datos. Se mostrará que cada una de ellas debe ser evitada y que normalmente ocurren con conocimiento del supuesto autor. Una investigación que no sea fidedigna o no refleje la sinceridad y honestidad de los datos  incide negativamente en los procesos subsecuentes a ella. El plagio es una práctica deshonesta que no enriquece el hecho educativo, sino que por el contrario la desmerita.

Palabras Claves: Investigación educativa, ética,  plagio.

ABSTRACT

Educational research has ethical values which must be exalted and motivated by those who are into education. Students have to be guided through the ways of values in order to obtain the kind of citizens a nation needs.  While performing their duties, docents must give thought deeply on their acts, because those acts could have a positive or negative impact depending upon their behavior. Considerations should be made about the educational research due to the performance of the educator; the participants and the educational act, are values involved which should be respected. Docents, as formers of minds, have to be aware of the roll they play while performing their labor. Considerations made in this work are caused by the temptations that must be avoided while researching.  There are several categorizations of plagiarism such as: encroach upon, auto plagiarism and data forgery. It will be shown that every one of them has to be avoided and that those occur with the knowledge of the so called author. A research which is not honest or does not reflect sincerity and truth of the data will affect negatively on the results of the research. Plagiarism is a dishonest practice which does not make the educational act any better; on the contrary it diminishes the educational act.

Key Words: Educational research, ethics, plagiarism

CURRICULUM


Ing. Ana Cecilia Martínez MSc.- Egresada de la Universidad Nacional Abierta como Ingeniero de Sistemas.

Magister en Telemática de la Universidad Dr. Rafael Belloso Chacín.

Diplomados en: Formación de Docente Universidad del Zulia y Web-Master del
Cedic. Certificados en Investigación Universidad Dr. José Gregorio Hernández y Taller en línea Gerencia de Proyectos de Tecnología de Información Universidad Católica Andrés Bello.

Diagnostico Organizacional de la Carrera del Técnico Superior Universitario en  Informática     IUTAJS                  

Publicación de Articulo Arbitrado “Efecto del Nivel del oleaje y la velocidad del Viento en la Atenuación”, Revista Telemàtique, vol 7, edición No 3, año 2008. Universidad Rafael Belloso Chacín

Siete años en la docencia en diferentes instituciones universitarias, Politécnico Santiago Mariño, Tecnológico Sucre, Universidad Dr. José Gregorio Hernández y Universidad Experimental de las Fuerzas Armadas. En el área de ingeniería de Sistemas cátedras de programación, diseño y desarrollo de Sistemas.

Ing. Christian Meier Minguet Esp.- Egresado de Universidad de la Florida como Ingeniero Industrial y de Sistemas.
Especialista en Gerencia de empresas Mención Industria y Comercio Universidad Rafael Urdaneta
Director de la Escuela de Computación de la Universidad Rafael Urdaneta.
Líder – jefe del departamento de Desarrollo de Sistemas de Hidrolago desde 1999.
Docente por veinte años en diferentes  instituciones Universidad Rafael Urdaneta, Postgrado de Ingeniería LUZ, Tecnológico Jesús Enrique Lossada. En cátedras de  Investigación de Operaciones, Simulación, Programación y Modelos y Toma de decisiones.

INTRODUCCION


    En el desarrollo de la investigación educativa el docente debe superar situaciones que se le presentan en el aula y en el ámbito educativo en general. La evaluación, la relación docente-participante, la observación de la actitud de los participantes ante las diferentes estrategias instruccionales. Son algunos de los aspectos en los que el docente debe reflexionar  antes de ejercer el hecho educativo.
    Si consideramos la ética el acto de reflexionar el modo de vida que una persona practica como habito, entonces el hecho educativo debe ser necesariamente ético.  Esta reflexión aplicada a la Investigación educativa conlleva al docente a realizar una introspección de como ejerce el hecho educativo. El docente se desempeña en diversos ámbitos cada uno de ellos con diferentes paradigmas. Algunos se apegan a las normas éticas que tienen como paradigmas la meritocracia, el respeto, la libertad de pensamiento otros consideran que lo primordial es obtener títulos y grados
que no están soportados por el conocimiento, no se apegan a seguir las reglas
   El alcance que tiene la aplicación de los resultados de una investigación educativa podría cambiar  el destino de una nación o país. La investigación educativa se hace con la finalidad de realizar cambios en el comportamiento de una población a través de cambios en la educación que esa población recibe y es por esto mismo que la investigación educativa debe estar en mano de un docente. Es el educador quien puede analizar, investigar y opinar acerca de lo que él hace, de la praxis de su profesión.
    El hecho de analizar, investigar y opinar acerca de su profesión hace del investigador docente una persona que está en constante evolución  y capaz de cuestionar sus propias convicciones y métodos. No existe un investigador más apropiado para realizar investigación educativa que el mismo educador, pues al romper su propio paradigma, está dispuesto a evolucionar, a crecer, a aceptar los cambios que necesitan su comportamiento y el hecho educativo que se genera.
    Indudablemente se necesitan los conocimientos para realizar una investigación, pero para realizar una investigación educativa, no solo hacen falta los conocimientos sino también los valores necesarios para cambiar los procesos de producción o científicos. Realizar investigación educativa involucra que el investigador posea un sentido de ética moral y valores humanos que otros investigadores no necesitan. Un investigador tiene conciencia de la importancia de esos valores, ya que forman parte de su vida y de la práctica de su profesión.
    Podemos decir que para realizar investigación educativa se deben tomar en cuenta los valores, atendiendo con estos no solo los valores positivos sino también los contravalores. En base a ellos construir una cultura a la que deban aplicarse. Entonces para esta investigación se tomaran  como indicadores de estudio factores como: Principios éticos, estos involucran los del investigador, el que los participantes deben asumir, los de la investigación que se realiza y los del desarrollo del trabajo. El plagio, el daño que ocasiona otros investigadores y por último el uso de datos falsos, la manipulación de los mismos y sus posibles consecuencias sociales.

DESARROLLO

      El primer indicador a valorar son los principios éticos. Según Hidalgo(1994,15)  La ética son «todas las normas y prácticas morales que en el mundo han sido desde los tiempos prehistóricos (el período de la eticidad de la costumbre, en expresión de Nietzsche) hasta nuestros días». Esto expresa que la manera de comportarse dentro de la sociedad son las formas que el mundo acepta. Las normas y la moral unas escritas y otra un código de conducta son los derechos y deberes que cada individuo ejerce sin el menoscabo de los derechos y deberes de tu próximo o prójimo.
    En el caso de la ética en el docente y su ejercicio en la investigación educativa es un acto responsable y debe plantearse como un subconjunto dentro de la moral general, ya que se referiría a un aspecto de la ética profesional. En este aspecto el docente establece una serie de parámetros que le permite cuantificar el desempeño de sus educandos. Así mismo el educador establece unas normas que se deben cumplir en el desempeño del hecho educativo para establecer esta valoración.
    De acuerdo al ámbito del docente se le puede hacer fácil o difícil establecer estos criterios. Hoy día los alumnos, no solo los de educación media o pregrado, sino aun los de postgrado se resisten a seguir normativas. Esto va en detrimento de la calidad de educación. Al no cumplir los parámetros establecidos se crean participantes de primera y de segunda. Los primeros cumplieron con las normativas, los segundos no. Esto se debe a que lo importante es la adquisición de conocimiento pero no se valora ni cuantifica la responsabilidad de cumplir con las entregas.
    El  indicador con que cuantifica el docente es la evaluación. La evaluación no es más que la cuantificación en igualdad de oportunidades que tienen todos los alumnos para acceder a la educación y la libertad, para conseguir o no dichos estándares. Lo que no tenemos tan seguro es que, junto a este principio de libertad, corra paralelo el principio de justicia.  El alumno, sobre todo los de nivel superior, deben estar comprometidos a encontrar su excelencia. Para ello deben asumir con responsabilidad los retos. No escudarse en otras responsabilidades para obtener una nota o un logro.
     El positivismo incentiva la valoración del hecho educativo con fines de crear estándares que permitan diferenciar las instituciones elite de las que no les importa la calidad de educando que egresa de sus aulas. Esto se denomina meritocracia. Donde las elites, no necesariamente por poder económico, sino por conocimiento escalan posiciones de liderazgo para conducir los pueblos. Estos líderes por mérito, fueron los que cumplieron responsablemente con el reto que se les planteo en su momento.
    El docente responsablemente puede crear instrumentos y sistemas de valoración  donde se tome en cuenta indicadores flexibles como el respeto mutuo, la solidaridad, la dignidad de las personas, la no discriminación.  De manera que cada aspecto envuelva situaciones que se le pueda presentar al alumno y que puede subsanarse sin detrimento de la responsabilidad que se debe tener en el acto del hecho educativo. Los docentes deben enfatizar que la excelencia  se adquiere en la obtención del conocimiento y como este se construye.  En el aprendizaje lo importante es la destreza y desempeño y no la calificación que se obtiene.
    La relación docente-participante es otro aspecto a tomar en cuenta dentro del hecho educativo. Los problemas éticos surgidos de la relación con los participantes son bastantes difusos aunque no por ello menos importantes. El docente fija su posición al establecer las normas de clase, las de evaluación, las propias del trato donde confianza no sea irrespeto. No se deben ver como iguales. Para ello hay instituciones que fijan normativas en la manera de vestir de los docentes. Es un código donde de manera informal se establece la jerarquía que debe existir y por lo tanto la distancia. 
    Con respecto a los participantes, el educador debe incentivar los valores positivos y denunciar y  erradicar los contravalores. Este aspecto es fácil cuando son niños ya que se encuentran en una etapa formativa. Pero si son adolescentes y adultos entonces el docente debe hacer uso de diferentes herramientas para combatir estos contravalores. Para ello la moral, que es un código de conducta debe cuestionarse. El docente indagará cual es el peso que tiene en los participantes valores como honestidad, sinceridad, compañerismo, responsabilidad, respeto al otro, autocritica.
    Para los participantes el logro de una nota conlleva a compartir el conocimiento en un examen. En su escala de valores esto es compañerismo.  En realidad no les importa si se estudió o no. La responsabilidad se elude con cualquier excusa. El que estudió no le importa tener la misma nota que el que no lo hizo. No existe la autocrítica de ningún tipo. El que estudió se siente culpable y el que no lo hizo hay que tenerle compasión. Por lo tanto no hay honestidad, responsabilidad, respeto al compañero. El docente incentiva la competencia con trabajos colaborativos, talleres donde ellos construyan el conocimiento y racionalicen que lo importante es saber y que la evaluación es una consecuencia de su desempeño.
    Si el docente, quien es el ente rector del desempeño en el aula de los actores del hecho educativo, debe establecer la normativa claramente. De esta forma siguiente paso en el proceso de la investigación educativa será bien llevado. Este hecho en sí es la investigación y el desarrollo del trabajo. Macintyre(1982, sp) “dice que si se establece un marco de relaciones sociales en los cuales existen negociaciones previas entre el investigador y el grupo de personas que participan, haciendo presentes creencias, valores, etc. De alguna manera, la ciencia social, desde esta perspectiva, es considerada por ciencia moral”.
    Los participantes colaborarán con la investigación cuando saben que se desea lograr, pues se sienten parte del estudio y hasta plantean problemas que el investigador no ha visto ni considerado. Adicionalmente le darán su perspectiva, sin cohibirse pues no se sienten presionados con la evaluación. Es importante que el docente-investigador también no se sienta cuestionado porque el alumno pasa a ser un ente activo en el proceso de su investigación.
    Sieber (2001,25) expresa que: “Ser ético  es parte de un proceso de planificación, tratamiento y evaluación inteligente y sensible, en el cual el investigador busca maximizar los buenos productos y minimizar el riesgo y el daño. Existe un espacio donde los investigadores toman sus propias decisiones”.  Aquí interviene la reflexión y por ende deben ser responsables en sus apreciaciones y  las bases en que estas se toman. Los investigadores deben cuestionarse para enriquecer sus planteamientos.
    Generalmente se piensa que lo que se aprende en el aula no es práctico en la vida real. El docente en aula da las herramientas con las que el participante puede defenderse en su camino por la sociedad. El docente debe diseñar actividades en modelos que sustenten problemas o proyectos sociales significativos y contextualizados. Las asociaciones de conocimiento debe superar el desafío de la concepción del saber fragmentado y lineal a que se constituya en un conocimiento transversal, integrador y participativo.
    En el desarrollo del trabajo de investigación educativa las instituciones y universidades deben incorporarse de manera progresiva en la investigación de problemas educativos y socioeducativos, asumiendo poco a poco la responsabilidad y compromiso para profundizar su contribución con los procesos de búsqueda de mejoras en la educación y la practica educativa.  Además contribuirían directamente en la solución de las problemáticas reales y las necesidades de las comunidades. Proyectos como el Servicio Comunitario tiene validez de acuerdo a como es encarado por la institución y sus docentes.
   El proceso ético de la investigación educativa   conlleva  a generar conocimiento que permita saber qué se debe hacer y cómo hacer lo que se debe. Esto generara la calidad individual y calidad colectiva. Esto significa  libertad y equidad para que reflejen históricamente valores culturales y las aspiraciones políticas de la comunidad. Con ello se reflejara un concepto integral de calidad de vida humana. Por ello las instituciones educativas  se deben identificar con el desarrollo de estrategias de evaluación que les indiquen la calidad del producto que sale de sus aulas, de su desempeño e inserción en el mercado laboral.
    Con respecto a los daños a otros investigadores al hablar de daños a otros investigadores, se pretende opinar acerca de lo que más afecta a un investigador. El reconocimiento es, además de su remuneración económica, el principal motivo que alienta a un investigador. La satisfacción de realizar una tarea de investigación y verla publicada, reconocida y utilizada, representa una gran parte del pago del investigador. Es triste ver como un investigador que ha invertido tiempo, trabajo e intelecto para hacer una investigación, vea luego que otra persona usa ese esfuerzo sin su permiso o sin siquiera nombrarlo como fuente de inspiración y apoyo. Cuando eso sucede, el hecho se denomina plagio.
    De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española, plagio es  la acción de «copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias». Se puede  decir, entonces, que el plagio es la usurpación del conocimiento o trabajo de un investigador para dar la idea de ser conocimiento o trabajo intelectual de otro. El plagio nunca es realizado sin intención, ya que el plagiador sabe que esa no es su idea. El desconocimiento de lo que es plagio o de la ley no significa que no se ha cometido delito. Esto implica que el plagio es un acto realizado a sabiendas del que lo comete y por tanto es un hecho punible.
 “Tratándose de plagio, el agente sabe que suplanta al autor de una obra, entiende que con su hecho se apropia de la forma de expresión del autor, además de que sabe que desea consumar el delito en esas condiciones. Para cometer este delito es necesario que el autor del hecho sepa o pueda saber que la obra que plagió no es suya aunque quizás no sepa de quién es en realidad.”  (Gomez y Quintero p. 109)
    Como podemos ver, el plagio es de hecho un acto consciente de apropiación indebida y debe ser contemplado y castigado por la ley. En la usurpación de una idea o conocimiento no se obtiene una evidencia material y eso hace que el plagiador sienta que no es importante. Se debe pensar que en realidad se le está quitando al autor su recompensa principal que es el reconocimiento por su idea, su obra.
    Ahora se hablará de los tipos de plagio. Cuando se habla u opina de tipos de plagio, se debe entender que es solo una forma de clasificar las características de ese delito. No se debe entender como una clasificación de cuales plagios son más importantes que otros, sino como unas tipologías de esos delitos. Se podría clasificar en plagio a la idea o conocimiento de otro y al plagio de sus propias ideas, llamado auto plagio. Cada uno de ellos puede tener diferentes tenores y formas, pero son sólo matices de esos dos.
    También se encuentra el plagio de otros autores. La falsa autoría es apropiación indebida y para la ilustración en este tipo de plagio se usará el esquema presentado por Armando Soto Rodríguez en su artículo, “El plagio y su impacto a nivel académico y profesional. p. 4 – 5”. Esto debido a que presenta una forma muy entendible de este tipo de plagio. Acorde a Soto, el plagio a otros autores puede ser  de envío doble, robo de material y/o copias sin autorización de código fuente.
     El plagio de envío doble: Consiste en utilizar el mismo trabajo, repetidamente, para presentarlo en más de una publicación.  Bien sea el trabajo en su totalidad o partes del mismo que sean exactamente igual y con las mismas ideas del original. Este tipo de plagio, aunque no muy frecuente, se utiliza para concursar por reconocimiento en revistas o concursos diferentes. Pretendiendo el autor obtener reconocimiento en ambos con un mismo trabajo.
     El plagio de robo de material: Ocurre cuando el supuesto autor utiliza las ideas de otro autor como si fuera su trabajo propio. Este es el caso más frecuente de plagio y podría ocurrir con o sin consciencia del presentante del artículo o investigación. Se puede parafrasear o citar una idea o conocimiento y aún ser original, pero se debe dar el crédito a la persona de la cual se tomó la idea o conocimiento. Cuando se toma un método o una investigación para lograr o conseguir una solución o aplicación en un área diferente del conocimiento, se debe acreditar al investigador que causó esa idea de aplicarla en un área nueva.
     No solo los docentes pueden caer en estas prácticas. Los participantes también hacen uso de este tipo de delito. Para ellos el logro de una evaluación o la presentación de un trabajo que les quita tiempo y  los llevan a caer en estas acciones. Tanto docentes como participantes muestran poca honestidad y sinceridad para con ellos como para la persona a quien necesitan entregar el producto del plagio.
     Copias sin autorización de código fuente: Este tipo de plagio o delincuencia ocurre mayormente en las áreas de la informática y comunicaciones. Consiste en la utilización de código fuente, algoritmos y diseños realizados por otros profesionales para trabajos propios sin pago o reconocimiento a esos autores. Este tipo de plagio es muy común entre programadores, que simplemente copian el código de otros y luego venden su producto sin beneficio para el autor original.
      Aún más grave es aquel que copia el programa o diseño sin la autorización del autor y vende o mercadean esas copias. En este caso se está beneficiando directamente del producto de otro sin haber hecho ningún esfuerzo y sin obtener la autorización o permiso del autor. Hay países que existe una estricta reglamentación al respecto.
     En todo caso, si el autor consiente en que el uso de su idea, producto o conocimiento sea aprovechado por otro no existirá delito alguno. Pero, ese consentimiento, en muchos casos, está sujeto a pagos o reconocimiento que deben ser otorgados explícitamente por el autor original. El autor tiene toda la potestad de autorizar la explotación de su obra. De hecho, resulta fundamental que lo haga pues de ello depende su subsistencia y la posibilidad de que pueda crear otras obras (Valbuena, sp).
      El auto plagio: Existen dos formas de este tipo de plagio, el primero consiste en re frasear parte o todo un trabajo anterior, con la finalidad de que parezca un trabajo nuevo. (Imran, p. 29) De acuerdo a Imran, este tipo de plagio es discutible, ya que podría ser lícito el ser usado por el autor, pero para el punto de vista de un comité de ética podría ser tomado como un plagio de sí mismo.
Una vez que un autor cede los derechos patrimoniales de su obra a otros (o sea el poder de explotarla económicamente), el autor solo conserva para sí mismo los derechos morales de sus trabajos, o sea el vínculo directo entre el autor y su trabajo. Estos derechos morales no pueden de ninguna manera ser cedidos o desconocer su propia obra.” (Balbuena, 2003)
    Indicando que si el autor ya había entregado los derechos sobre su trabajo, no debe utilizar ese trabajo para obtener beneficio de nuevo. La otra modalidad de auto plagio se da cuando el investigador incluye autores por interés u otras razones y estos no han formado parte de la investigación. Incluir el nombre de un investigador famoso o de renombre, sólo con la finalidad de lograr reconocimiento a través del renombre de otro.
     También existe el caso de no incluir o dar crédito a participantes porque el presentante considera que es él la persona que propuso el trabajo. Este caso es, desgraciadamente, común en departamentos de industrias y universidades. El trabajo realizado por trabajadores o estudiantes es presentado por el jefe como producto suyo exclusivamente.
     Por último los daños Sociales utilización de datos falsos. La utilización de datos falsos para asegurar que los resultados de una investigación sean los esperados por el investigador es una de las formas de daño social de la investigación. De acuerdo a (Buendía y Berrocal, p 11), existen dos razones por las cuales se producen este tipo de daños: Para confirmar la hipótesis y para conseguir mayor reputación.
    La confirmación de la hipótesis de un trabajo de investigación representa, para muchos, el éxito de esa investigación. Para muchos investigadores, la confirmación de lo que esperaban que ocurriera es más importante que la manera en que se confirma la hipótesis. Se debe tener en cuenta que cuando los resultados no confirman la hipótesis también se ha obtenido un logro.
     El haber investigado una idea exhaustivamente sin lograr el resultado esperado, les muestra al investigador y otros autores que ese no es el camino a seguir para resolver una situación o problema. A veces los mal entendidos deberes de los investigadores hacia sus financistas son las causas de cambios en los datos para confirmar la hipótesis.
     Cabe decir que los cálculos hechos en base a datos falsos o falseados en una investigación llevan a planificaciones erradas, lo que se refleja en dotaciones insuficientes o productos que no darán los resultados que se esperan. La responsabilidad social que resulta de esto tiene repercusiones impensables.
      La otra forma de utilización de datos falsos es más peligrosa aún. Consiste en inventar datos para apoyar la investigación. En esto toma mucha importancia la ética del investigador y más aún el orgullo y amor propio del mismo. Falsear datos podría conducir a daños a personas e instituciones y un investigador que se precie de sí mismo no cometería un acto de esa magnitud.
     Otras razones por las cuales un investigador utiliza el falseamiento de datos es por la necesidad de publicar para alcanzar un nivel dentro de una institución educativa, ser reconocido por una comunidad científica  o por tener apoyo de autoridades que necesitan que la investigación arroje resultados positivos para obtener alguna subvención (Buendía y Berrocal, p 12)
     En el hecho educativo, el docente debe guiar al participante por el camino de la investigación. Este,  está  lleno de escollos,  procedimientos y normativas que son difíciles de sortear. Por lo que el plagio es una manera fácil de solucionar el último requisito antes de optar al grado. Este plagio puede tener dos acepciones. La primera cuando se presenta el trabajo de otra persona como propio y cuando se recurre a una persona para que realice el trabajo.
    El recurrir a una persona que realice el trabajo, el participante renuncia al reto de demostrarse que sus años en la institución no fueron en vano. Existen compañías donde grupos de docentes asesoran a alumnos en la realización del Trabajo de Grado. Estas asesorías no son más que plagios negociados, donde al alumno se le entrega el trabajo y se le instruye como debe presentarlo.
CONCLUSIONES

    En relación a: Principios éticos en la investigación educativa. Con respecto al docente y la cita de Hidalgo. Es cierto que tiene que proponer normas y luego hacerlas cumplir. Su desempeño en el hecho educativo lo lleva al rol de conductor y líder de un grupo de participantes a quienes tiene que Incentivar los valores positivos. Para ello tiene las normas que plantea al principio del semestre o curso. Estas están escritas, es lo que se debe hacer. Luego viene la moral, ¿Cómo el docente implementa las normas?, ¿Las sigue? o tiene conductas permisivas con las que emite un doble discurso.
    Se disiente porque no todos los grupos sociales tienen los mismos códigos de costumbre. Entonces la ética no es única.  Instituciones donde lo importante es graduar alumnos sin importar su calidad no tiene la misma moral que aquellas instituciones que se esmeran en producir ciudadanos que se conviertan en líderes para su comunidad. Los docentes de estas instituciones también deben vivir un código diferente de acuerdo a cual puerta está cruzando.
    Con respecto a la ética del participante. Disiento con Macintyre, porque es difícil negociar con el alumno como desea que se evalúe. Generalmente van a querer una evaluación donde no se penalicen las equivocaciones. Los alumnos de pregrado no tienen criterio para enfrentar esta situación. En el caso del desempeño en el aula al momento de la evaluación la moral tiene dos caras de acuerdo al grupo.
     Hay participantes en las instituciones de elite que desean ser valorados por su desempeño y respetan que si no cumplieron las normas, ellos fallaron.  Pero en las instituciones donde los participantes van a buscar un título, el alumno que sabe, el compañerismo, lo lleva a ser solidario con el que no estudio y lo incluye en su trabajo. En detrimento de su valoración en el desempeño, de la honestidad y del respeto hacia los demás.
    Para estar de acuerdo con Macintyre pienso que es casi una utopía la ciencia moral. Para ello los principios éticos del participante prelan en la negociación. Los valores que deben practicar en el aula, la importancia de la adquisición del conocimiento, saber construir es conocimiento son la parte más importante Conocer e identificar los contravalores y desecharlos es también muy importante. Colocar los conocimientos adquiridos al servicio de la comunidad, participar del hecho educativo haciendo aportes que enriquezcan el conocimiento del docente. Todas estas y otras más son varias de las contribuciones que deben aportar a la investigación educativa.
    Estoy de acuerdo con Sieber que para los principios éticos de la investigación y su desarrollo. Se debe planificar el hecho educativo para que sea un modelo de las experiencias que desarrollara el participante en la vida real. Las instituciones se involucren con las comunidades dándoles respuestas a través de proyectos en los que ambos, instituciones y comunidad,  se beneficien. Fijar criterios donde la investigación educativa  este en sintonía con las necesidades del ámbito que la rodea.
        Estoy de acuerdo que el plagio y el daño que ocasiona a otros investigadores no se pueden justificar. El plagio en la investigación, a través de lo leído e investigado solo es realizado por aquellos que no tiene escrúpulos. A través de las lecturas se han encontrado diferentes tipos y modalidades de este tipo de apropiación, pero ninguna de ellas es aceptable.    
       Alcanzar el éxito en una investigación debe incluir el reconocimiento de las fuentes  e investigaciones que se consultaron en el proceso. El desconocimiento de esos reconocimientos no libera al supuesto autor de su responsabilidad y sus consecuencias. La honestidad de los datos hallados y la pulcritud de la investigación es un norte que debe privar en el hecho educativo.
    Por último el uso de datos falsos y la manipulación y sus posibles consecuencias sociales. Un crimen mayor es la utilización de datos falsos. Esto no sólo conlleva la poca autoestima del investigador y su falta de ética profesional, sino también la posibilidad que sus resultados falsos sean utilizados por otros investigadores como buenos. Particularmente peligroso es la falsificación de datos en proyectos de tipo científico, ya que la población será a quien se apliquen esos resultados.






BIBLIOGRAFIA

Balbuena Pedro. (2003). EL PLAGIO COMO ILÍCITO LEGAL. Revista Ventana Legal (en línea) Recuperado el 13 de junio del 2011 ,de : http://www.ventanalegal.com/revista_ventanalegal/plagio_ilicito.htm
Buendia Leonor, Berrocal Emilio;  LA ÉTICA DE LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA;  Universidad de Granada
Cerrillo, Jose Antonio; EL INTERMEDIARIO IMPOSIBLE. ALGUNAS REFLEXIONES EN TORNO A EPISTEMOLOGÍA Y ÉTICA EN LA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA
Ferreyra Horacio, Blanas Georgia LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA: UN COMPROMISO ÉTICO PARA LA PROMOCIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA Y EL RESPETO POR LA DIGNIDAD HUMANA; REICE 2011 - Volumen 9, Número 2;
Gómez Benítez, José M. y Quintero Olivares, Gonzalo.  PROTECCIÓN PENAL DE LOS DERECHOS DE AUTOR Y CONEXOS.
Sañudo G,  Lya E.; ,LA ÉTICA EN LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA. UNA MIRADA DESDE SUS AGENTES
Soto Rodríguez, A. EL PLAGIO Y SU IMPACTO A NIVEL ACADÉMICO Y PROFESIONAL. E-CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN, Revista electrónica semestral, Volumen 2, numero 1, articulo 2. Enero - junio, 2012
Vain ,Pablo D; LA ÉTICA EN LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA Y EL RIESGO DEL USO DE LA CIENCIA COMO NATURALIZACIÓN DE LO SOCIAL; REICE 2011 - Volumen 9, Número 2

Valbuena, Pedro Virgilio; El PLAGIO COMO ILÍCITO PENAL; Revista Ventana Legal, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada