miércoles, 3 de julio de 2013

Articulo.- La Educacion primaria y desarrollo del sentido ético en el infante y adolescente



La Educación primaria y desarrollo del sentido ético en el infante y adolescentes.

Tirsa Padilla*/ Karina Bracho**/ Nerio Ramirez***

Resumen

El estudio, fue el resultado de una revisión documental, que plantea la importancia de la educación primaria y el desarrollo del sentido ético ante la presencia de la anomia en la familia y  la sociedad actual, planteando a su vez este campo como una disciplina necesaria para lograr la adquisición de valores y normas, buscando formular nuevas propuestas de aprovechamiento para  la  formación del niño y niñas, donde puedan adquirir  el dominio de sus propias ideas y respetar las ideas de los demás. 

Palabras claves: Educación primaria, anomia, ética, pedagogía

The elementary school and the ethical development of the child and teenagers

Abstract.

The study was the result of a literature review, which raises the importance of primary education and the development of ethical sense the presence of anomie in the family and society, in turn raising this field as a discipline to achieve the acquisition of values ​​and norms, seeking new proposals for the use for the formation of boy and girls, where they can gain mastery of their own ideas and respect the ideas of others.

Keywords: Primary education, anomie, ethics, pedagogy

*Lic. En Trabajo Social (LUZ), Magister Scentiarum en Recursos Humanos  (UNERMB). Fundadora del Departamento de Beneficio Social del Cuerpo Bomberos de Maracaibo, Coordinadora del Ambiente Académico Maracaibo, del Instituto Universitario de Tecnología Bomberil.

**Magister en Docencia para la Educación Superior Coord. De Cátedra Psicología de la UNRMB Investigadora PEII doctorante en Educación Docente de pre y postgrado en la UnERMB
** * Filosofo, Magister Scentiarum en Gerencia Educativa, docente ordinario, investigador de UNEFA, jefe del  departamento de investigación postgrado.

La Educación primaria y desarrollo del sentido ético en el infante y adolescentes.

Introducción.
La familia es la institución donde se adquieren la mayoría de los conocimientos que moldean nuestra conducta y la familia esta enlazada a la educación escolar, creando un binomio de importancia en la vida del hombre, nuestra investigación está basada en la anomia, y su impacto negativo en la educación, desde la primaria hasta la universidad.
  Para los niños, la palabra ética podría no ser comprensible, pero muchos de ellos aplican conceptos morales y éticos que sorprenden a los adultos. Los niños generalmente saben guardar el debido respeto a los mayores, aman a sus padres, valoran la amistad, cuidan sus pertenencias y muchas veces son altruistas, porque suelen regalar u ofrecen ayuda a sus semejantes sin esperar nada a cambio.
La ética del niño podríamos calificarla de irreprochable, ya que sus errores no son premeditados, son espontáneos y por ello perdonables. Pero por extraño que parezca, esas virtudes muchas veces desaparecen cuando hacen su ingreso a la vida social activa, lo que suele denominarse “perdida de la inocencia”, cambio que origina las deformaciones más comunes en el carácter del hombre moderno.
Desde los albores de la sociedad la ética y la moral modelan nuestras vidas, es la regla que rige nuestro comportamiento en casi todos los órdenes de la existencia. En este artículo queremos enfocar un punto sensible de la enseñanza actual que tiene que ver con la ética, se trata de la importancia que tiene el desarrollo del sentido ético en la infancia y la adolescencia para fortalecer la formación secundaria y universitaria de nuestros estudiantes.

 LA EDUCACION PRIMARIA:

“La educación es efecto de la naturaleza, de los hombres” Rousseau (1762).
La sociedad en el siglo pasado considero que la educación era un compromiso de la madre, incluso, uno de los pensadores de la época, Juan Jacobo Rousseau, estimaba que si la naturaleza le hubiese concedido al hombre tal responsabilidad le hubiese dotado de los suficientes atributos para ello.
 Estos postulados descienden de la premisa que la educación primera, la que se recibe en el seno familiar, y que proviene generalmente de la madre, es importante para la formación del carácter ético y moral del ser humano. Es por ello que en la mayoría de los tratados de educación de la época se menciona a las mujeres, porque según estimaban los estudiosos de ese momento, la madre está más cerca del niño y alerta a su desarrollo, físico, mental y social.
Lo más significativo de lo antes expuestos, es que del desempeño de su progenitora dependen las buenas o malas costumbres de sus hijos, fruto de la educación que les han dado, afianzando desde los primeros pasos del niño, sus conocimientos sobre la ética y los valores.
Pero es necesario destacar también  el rol que cumple la escuela. En la actualidad, la educación primaria en Venezuela,  según Arabella. (2008)es la posterior al nivel preescolar y viene a ser el eslabón que antecede al nivel de educación media (secundaria). Consta de tres ciclos escolares: el primero que abarca los grados de 1º al 6º grados. Su universo de atención está dirigido a los menores de entre 6 y 12 años de edad. El nuevo plan de estudios en este nivel tiene como propósito organizar la enseñanza y el aprendizaje de contenidos básicos.”
             En este periodo educativo el niño deberá alcanzar desarrollar las competencias intelectuales (lectura y escritura, la expresión oral, la búsqueda y selección de información a través de las Tic y la aplicación de las destrezas numéricas, fenómenos naturales y sus usos racionales), lo cual les permitirá aprender permanentemente y con independencia, así como actuar con eficacia e iniciativa en las cuestiones prácticas de la vida cotidiana.
Sobre la base de la ideas expuesta el niño en esta etapa lograra  fomentar la formación ética mediante el conocimiento de sus deberes  y  derechos en la práctica de valores en su vida personal, en sus relaciones con los demás y como integrantes de la comunidad.
El rol del Educador en el desarrollo del sentido ético.

La sociedad por su dinámica requiere de cambios, pero las reglas de convivencia generalmente siguen siendo las mismas, en este sentido la educación es pieza clave para la formación ética de niños y jóvenes, ciudadanos del mañana.
De igual manera la transmisión de los valores ya no puede hacerse, como en otros tiempos, apoyándose únicamente en la autoridad del docente, porque la familia también cumple una función en esta tarea, de allí  la importancia de la educación en el hogar, enlazada con la enseñanza en la escuela.
Cuando se habla de ética y educación es importante mencionar a Aristóteles (384 a.c – 322 a.c) el filósofo destaca el talante práctico de la educación en la formación del carácter ético y cívico. “Se aprende a ser bueno siéndolo, se aprende a ser virtuoso ejercitándose en estos hábitos, se aprende a ser amigo teniendo amigos, se aprende a buscar el bien común practicando el operar por ese bien”
Es tarea del educador en el desarrollo del sentido ético facilitar el proceso, orientando debidamente a los educandos para fortalecer sus buenas costumbres y bloquear las inapropiadas, este último origen de los vicios que ocasionan un mal desempeño de los hombres en la sociedad.
Por eso es importante destacar que el docente debe explicar con razones, para que el estudiante se sienta motivado a buscar la verdad, a entenderla y a exponerla de acuerdo a su propio criterio.
Según Concepción, 1997 “Así enseñan los padres, los maestros, los amigos, los legisladores, los gobernantes. Toda la polis se vuelca en la tarea de la educación porque lo esencial de las relaciones en la ciudad no es la subsistencia sino las actividades práxicas que suponen siempre un crecimiento interior hacia la finalidad propia de cada ciudadano, hacia una vida buena en la que es mejor”.
Al comparar  estas evidencias como docente universitario, observamos que el estudiante que ingresa al nivel superior  llega al aula con debilidad en función de los métodos que se requieren para realizar una investigación. Analizando el caso, notamos que los educados acostumbran erróneamente a producir informes, artículos y ensayos usando lo que denominados actualmente, como “copia y pegue”. Esto, según se desprende de nuestro estudio, se debe, posiblemente al hecho de que no recibieron la debida instrucción, Segundo, que el tiempo que les señalan para cumplir con sus tareas sea tan corto, que el investigador se ve tentado a realizar este tipo de actividad y tercero la necesidad de recibir a tiempo una evaluación.
Notamos que muchos escolares copian y pegan sus tareas sin recibir del profesor la información precisa de cómo deben presentarlas si han tomado la información de otras fuentes. Es decir, identificar al pie de pagina tal como indica la ética, a los autores que citaron en sus trabajos, con el propósito de reconocer el derecho a cada autor del cual han usado el conocimiento.

10 REGLAS DE ORO

 La Dra. Michele Broba promueve 10 consejos para criar a un niño con buenas bases éticas:
1 COMPROMETERSE A CRIAR UN NIÑO ÉTICO. “Si usted quiere criar a un hijo ético, haga un compromiso personal”.
2 SER UN FUERTE EJEMPLO MORAL.
3 SABER CUALES SON SUS CREENCIAS Y COMPARTIRLAS.
4 USE LOS MOMENTOS APTOS PARA ENSEÑARLE.
5 USE LA DISCIPLINA COMO UNA LECCIÓN.
6 ESPERAR LA CONDUCTA ÉTICA. “El exponer y reforzar los valores morales en casa consistentemente el niño los interioriza y llegan a formar parte de él”.
7 REFLEJAR SOBRE LOS EFECTOS DE SU CONDUCTA. Hacerle notar al niño como los efectos de su actuar afecta a los demás.
8 REFORZAR LA CONDUCTA ÉTICA.
9 ESTABLECER UN ÓRDEN DE PRIORIDADES MORALES HOY POR HOY.
10 INCORPORAR LA REGLA DE ORO. “No hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti”.

La ética y la pedagogía.
La pedagogía es el estudio de la educación, el significado de ésta proviene del vocablo educere que significa conducir, guiar y desarrollar. De modo que educar también consiste en lograr que una persona haga por sí misma lo que debe de hacer, los principios éticos están inmersos en ese proceso de formación del individuo.
De tal manera que la praxis educativa es un hecho ético en esencia. Es fundamental la labor de actuar en consonancia con el compromiso y relevancia que esto representa para la sociedad.
En este sentido es particularmente interesante estimular los valores que conllevan al desarrollo de controles internos, ese tipo de valor que las personas experimentan desde su sentir, desde su conciencia, más allá del control externo que la sociedad con sus mecanismos intenta controlar o sancionar las conductas perjudiciales a los otros.
            La educación es una ciencia que complementa a la ética y viceversa. Dicho de otro modo es la fuente de estos valores y principios éticos en los individuos. La ética dicta lo que hay que hacer, mientras la educación muestra el modo en que podemos lograr lo propuesto por la ética.
Por su parte el sociólogo,  KLISBERT, B. afirma que:
• Cuando la educación significa guiar, le ética muestra un modelo de conducta a seguir.
• Cuando educar significa “sacar hacia fuera”, la ética proporciona el modelo o guía de conducta humana buena, en tanto la educación proporciona las reglas prácticas para enseñar u orientar al educando en ésta guía general.
• Cuando educar significa que una persona haga por sí misma, ésta orienta al educando para que logre su autonomía y madurez. La ética nos dice “qué” hace y la pedagogía “cómo”.
            Educar es actuar de tal manera que el educando incorpore en un sentido personal los valores que promueven la vida. Así como también las obligaciones y virtudes. Una educación efectiva lograría convertir estos conceptos abstractos, en acciones que exalten la vida.
Entre valores llamados también Biofilos por Fromm, encontramos primordialmente el de la libertad. O solo es uno de los valores más preciados, sino el que sustenta los valores, pues el valor implica necesariamente una elección, y no existe posibilidad de elección libre si existe la fuerza. El valor es una alternativa para el individuo que prevalece sobre otras.
Lo anteriormente mencionado se encuentra estrechamente relacionado con el poder del currículo oculto, el cual sin estar planeado ejerce una efectiva influencia sobre la formación de los educandos, así como también repercute en los distintos actores que participan en el proceso de formación. Este componente inherente al currículo planeado, se caracteriza  por el conjunto de valores que pueden  de una manera inconsciente impulsar las conductas. Ante esta realidad, lo recomendado  es trabajar considerándolo en su justa dimensión.

La Anomia:
Según Durkheim, (1980: 240) se refiere al estado de falta relativo de normas de una sociedad o de un grupo.
Por lo antes expuesto es necesario ubicar en el proceso educativo donde se presenta la anomia y que se requiere para que este problema social no afecte la educación de los niños. La familia, como hemos mencionado a lo largo de este estudio, tiene, junto al maestro un rol fundamental en cuanto a la enseñanza de la ética y valores de sus hijos.
Tomemos por ejemplo una familia que no alecciona a sus hijos cuando cometen una falta; la ausencia de disciplina trae como consecuencia una ruptura en el binomio que conforman la familia y la escuela y en la cual el niño es el mayor perjudicado.
Ahora bien, es importante destacar cuando hablamos de la anomia, que los educadores podrían ser los guardianes de la ética. La anomia afecta nuestras aulas y el educador cumple un papel fundamental para despejar cualquier duda en el estudiante cuando tenga que tomar una decisión en torno a su comportamiento tanto en el aula como fuera de la misma.
¿Es importante la ética? En ocasiones, el investigador, por diversas causas, o situaciones, pone a un lado la ética con el propósito de poder obtener resultados, esto nos lleva a otra pregunta; ¿por qué la investigación debe ser un acto ético?
Visto desde la perspectiva como docente, la ética es la obligación de tener una conducta correcta, aunque las  diferentes situaciones  a las que nos enfrentamos en nuestro campo profesional o como  individuos, puedan crear  conflictos internos  que causan dudas al momento de dar una respuesta.
  Ésta dependerá  de nuestros principios o normas que orientan nuestras acciones y  que forman  parte de nuestras vidas y pensar con responsabilidad en las  circunstancias, pueden causar perjuicio a terceros o consecuencias directa o indirecta sólo por  el objetivo de lograr los intereses particulares.
            De acuerdo a los principios de la ética, el investigador debe conocer y considerar todos los derechos del participante en la investigación, sin ignorar que es una responsabilidad compartida en cuando a los aportes que se le dé a la misma.
Se estima que investigadores inescrupulosos han cometido atrocidades en procura de su beneficio, tal es el caso de los científicos nazis que sacrificaron miles de vidas, en pro de experimentos médicos o de otros casos, tales como el estudio denominado “tuskegee”, que involucraba individuos de una determinada raza que padecían enfermedades venéreas.
La investigación, sea  cual sea su clasificación: exploratoria, descriptiva, correlacionada, explicativa, etc., debe cumplir con un código de ética, una práctica estándar para que todo tipo de estudio cumpla con los cánones exigidos por la ley.
 Se conocen casos de empresas privadas que sin terminar con una investigación seria, lanzan al mercado productos que a la larga resultan nocivos para la salud.
Muchas investigaciones demandan interactuar con personas, grupos o incluso con toda una comunidad. Este tipo de estudios vinculan al investigador con situaciones  legales y morales. A este respecto se hace importante aplicar un código de ética para asegurar el bienestar del investigador y de las personas involucradas.
Con frecuencia un investigador cae en situaciones conflictivas que lo conducen a tomar decisiones inapropiadas.
 Según La Dra. C, Robles, (2009) señala en cuanto a los aspectos morales, que los mismos “se relacionan con el proceder, propio o impropio del investigador y tiene que ver con la capacidad e intención de este. Ejemplo: conducir una investigación cuando no se tienen las competencias profesionales para el mismo, prejuicios, intencionales o no por parte del investigador”.
En este mismo orden de ideas, en cuanto a los aspectos legales, se sugiere que no se deben vulnerar los derechos, deberes, normas, procedimientos y políticas que puedan perjudicar a las personas, grupos o instituciones que participan en una investigación.
Igualmente se indica que los autores de un estudio deben obtener el consentimiento por escrito de los participantes, a fin de garantizar su privacidad y anonimato.
No podemos dejar fuera de este ensayo uno de los problemas éticos mas comunes y mas conocido en el tema de la investigación, como lo es el plagio, el cual vulnera los derechos de otros investigadores o profesionales que se ven perjudicados por esta situación.
De acuerdo a lo que explican L. Buendía  y E. Berrocal en su trabajo denominado La Ética de la Investigación Educativa existen tres tipos de plagio:
a) Copiar literalmente un trabajo de investigación de otros colegas y presentarlo como propio.
b) Utilizar trozos de textos o citas de otros autores sin citarlo.
c) Usar la propiedad intelectual de un autor, sin su permiso expreso.
Estas tres situaciones, han sido frecuentemente denunciadas y atentan gravemente contra la ética de la investigación. Es necesario señalar en este artículo que en la actualidad existen más facilidades para acceder a la información, podríamos decir que la historia de la humanidad está al alcance de un clic.

 Esto es ventajoso ya que Internet abre una gran ventana de conocimiento y en todos los idiomas conocidos, pero asimismo debemos aclarar que mucha de esta información es protegida por los derechos de autor y ya existen métodos tecnológicos para detectar con unas pocas palabras si la información que contiene un determinado trabajo, se publica bajo otro nombre, o si es usada en algún tipo de publicación sin el derecho de autor.

Conclusión.

En síntesis, los estudios conducidos en torno a la ética y los niños indican que la familia es el primer peldaño de la escalera social, que al compaginarse con desempeño de los educadores, nos conduce al éxito o al fracaso. De allí la importancia de la dicotomía hogar-escuela en un proceso de formación que unifique los criterios en torno a la ética y los valores.

En la situación descrita vemos la importancia del rol de los padres en la educación. Por ejemplo si los padres descuidan la enseñanza de valores éticos por sus múltiples ocupaciones entonces no esperen obtener buenos resultados ante una situación en la que no se dispenso el tiempo ni la actitud en realizarlo. Luego vendrán las consecuencias de las malas decisiones de sus hijos y ya no habrá la oportunidad de corregirlos

De acuerdo a la enseñaza que reciban los niños en el futuro ellos serán personas seguras de si mismas, tomarán buenas decisiones y formarán familias llenas de amor y de buenos valores.
Referencias Bibliográficas.

Berrocal, E y Buendia, L. (de la Investigación Educativa (Consultado el 23 de junio de Sin año) La Ética 2013

Concepción, B (1998) La Noción de Educación del Carácter o Moral Según Aristóteles y Rousseau en Universidad de Navarra, Editor EUNSA Spain cnaval@unav.es
Fromm. E. (1970) “la revolución de la esperanza”. Fondo d Cultura Económica. México.

 Robles, C. (2009)  La ética en la Investigación. Consultado el 22 de junio de 2013

Merton, R. (1980) Teoría y Estructura Sociales. Fondo de de Cultura Económica, México.

ROSENOW, E., (1980)"Rousseau's Emile, an Anti-Utopia", en British Journal of Educational Studies 28212-223; WINCH, C., "Rousseau on Learning: A Re-Evaluation", en Educational Theory 46(1996/4) 415-428.

Documentos electrónicos.





http://www.uhu.es/agora/version01/digital/numeros/01/01-articulos/miscelanea/buendia.PD.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada